miércoles, 10 de abril de 2019

Cuando Tom Waits ganó el juicio a los Doritos


El 20 de enero de 1993, la Corte Suprema de los EEUU decidió que el artista Tom Waits podía quedarse con el dinero que se le otorgaba después de demandar a la compañía Frito-Lay (sí, los fabricantes de los Doritos, Fritos, etc).

En la década de 1980, el fabricante de chips Frito-Lay decidió que el portavoz perfecto para su nueva campaña publicitaria de Doritos sería el cantante y compositor de voz grave Tom Waits. El músico no estuvo de acuerdo con aquello y rechazó la oferta. Cuando Frito-Lay no pudo obtener el permiso para usar la pista de Waits "Step Right Up" para un su spot comercial, crearon una melodía similar interpretada por un artista que imitaba la voz grave del cantante.


Indignado, Waits presentó una demanda contra la compañía de snacks en 1988 argumentando que la suplantación deliberada constituía publicidad falsa. El resultado fue incierto: Los imitadores hicieron muchos anuncios en esa época. El Tribunal de Apelaciones le otorgó aproximadamente 2,4 millones de dólares. Frito-Lay apeló, alegando que no habían imitado deliberadamente la voz distintiva de Waits.


El caso llegó hasta la Corte Suprema, donde los jueces votaron a favor de Waits y le permitieron retener el dinero. Fue una victoria temprana, algo inesperada, para artistas independientes contra imitadores no autorizados. Solo Bette Midler había ganado una demanda similar, obteniendo 400.000 dólares por un spot de 1986 de Ford que usaba un imitador.


Fuente:
https://www.rollingstone.com/music/music-news/week-in-rock-history-ozzy-osbourne-bites-the-head-off-a-bleedin-bat-114854/
https://blankonblank.org/2015/11/hey-thats-my-song-you-are-using/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@Way2themes

Follow Me
Optalidón Musical
Noticias
Videos
Connect With Us
Facebook
Twitter