viernes, 30 de noviembre de 2018

La sesión fotográfica del Nevermind que probablemente nunca viste


Kirk Weddle fue el encargado en mayo de 1991 de realizar una serie de fotografías en una piscina de Los Ángeles en California. El álbum de Nirvana era una obra maestra musical que no pudo ser mejor iconografiada en una imagen de portada como la que Weddle logró con maestría. Un bebé de cuatro meses llamado Spencer Elden, buceaba bajo el agua tentado por un dólar como anzuelo, culminando una alegoría de la estirpe humana montada a lomos de la codicia con una estética exquisita.

La fotografías de aquella sesión que se descartaron han sido publicadas en estos años por algún motivo que el autor ha estimado oportuno y que hemos encontrado en una publicación de la página Nirvana en vivo

Para verlas solo has de clickar en ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@Way2themes

Follow Me
Optalidón Musical
Noticias
Videos
Connect With Us
Facebook
Twitter