martes, 29 de mayo de 2018

El maravilloso regalo de Julio Anguita a una conocida banda inglesa


En 1985, Julio Anguita ejercía como alcalde de Córdoba, le llamaban el califa rojo, y estaba a punto de convertirse en Secretario General del Partido Comunista de España. Por otro lado, Vini Reilly, un muchacho de Mánchester (Reino Unido) que comandaba The Durruti Column ( líder de una banda que toma el nombre de la Columna Durruti, el cuerpo de milicias ácratas montado en la Guerra Civil española), un grupo que también proponía una forma de acercamiento a la música basada en la verdad de la emoción.

Por aquel entonces, los ayuntamientos de Córdoba y Manchester estaban hermanados, una práctica habitual de este y muchos más consistorios como gesto de fraternidad entre pueblos por algún tipo de afinidad histórico y política, lo que da lugar a un intercambio de culturas y expansión mercantil.




Un comitiva municipal cordobesa viajó a la ciudad inglesa para darse a conocer, entre los que se encontraban Anguita, el guitarrista José Antonio Rodríguez y el cantaor El Pele. La programación de actuaciones estaba a la orden del día, y el califa llevaba como regalo una guitarra fabricada con esmero por el prestigioso luthier Juan Montero.


En el documental Una guitarra para Durutti (Evaristo Vinuesa, 2008), se amplia esta curiosa historia. Al músico le encantó la guitarra y la utilizó en el disco The Guitar and Other Machines (1988). Cómo comenta Álvaro Tarik, miembro de la delegación que viajó a Manchester, "pensé en Vinie porque Durruti Column era un grupo inusual que se salía mucho de lo que entonces estábamos escuchando, que normalmente eran grupos de pop donde los músicos no hacían alarde de virtuosismo. Sin embargo ellos sí se entregaban a desarrollos musicales muy curiosos, prácticamente instrumentales, y Vini era un músico entregado casi de manera religiosa al sonido de la guitarra. Pensamos que era el músico más indicado y que mejor provecho podría sacar de una guitarra flamenca".


The Durruti Column llego a tocar en 1983 para La edad de oro, el programa de TVE, uno de los pocos referentes de la televisión en España donde se hacía una óptima apuesta por la música en vivo y con público retransmitida en pantalla. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

@Way2themes

Follow Me