viernes, 10 de agosto de 2018

Pearl Jam se moja en un concierto brillante por los sin techo

agosto 10, 2018 0

Casi 30 años después, Eddie Vedder todavía recuerda al mendigo que un día le detuvo en seco en una calle de Seattle. "Simplemente se era interesante", dijo Vedder a la multitud congregada en el Safeco Field de Seattle el miércoles por la noche para el primero de los dos conciertos de la banda para recaudar fondo para los sin techo. El concierto ha recaudado 11.5 millones de dólares. "Su nombre era Eddie, y él era un gran hombre afroamericano. Un veterano de Vietnam", continuó Vedder. "Pasamos un tiempo hablando y tuvimos algunos buenos momentos. Otros días, él no estaba allí, y pude verlo luchar".

Cuando la banda regresó de su gira europea por su álbum de debut, Ten , Vedder le buscó y finalmente encontró al hombre en el Viaducto de Alaska Way. "Y fue entonces cuando realmente lo perdí", dijo Vedder. "Y nunca llegó a escuchar esta canción o saber que era parte de ella". Lo importante es elevar la comprensión y la empatía hacia las personas sin hogar".


Entonces, Pearl Jam rompió con "Even Flow", una canción familiar que se sentía como una herida fresca con la historia de Vedder contada, más incluso cuando siguió con un par de coros de “Help!” de los Beatles (“Help me if you can / I’m feeling down …”).

Un sentir común atravesó al público, era la primera vez que Pearl Jam la tocaba en Seattle desde hace cinco años. Para quienes volaron desde todo el país y el mundo, 'Home Shows' parecían una peregrinación al lugar donde se ganaron sus corazones musicales. Su primera parada fue en el puesto de merchandising de Pearl Jam, ubicado al lado del Safeco Field, donde los fanáticos de toda la semana han estado en cola largo tiempo directamente desde el aeropuerto, con sus maletas rodadas a su lado. Otros se aventuraron en la ciudad en busca del mojo que inspiró el sonido y la letra de Pearl Jam. Centro de Seattle. Magnuson Park.

Pero en este lugar lleno de dinero tecnológico y grúas de construcción, esa vieja magia es cada vez más difícil de encontrar. The Black Dog Forge - la primera parada de Vedder en la ciudad en 1990, cuando Stone Gossard y Jeff Ament lo invitaron a conocer y ensayar - se vio obligado a mudarse al sur del centro el año pasado después de que los constructores compraran el edificio. Y el mismo día del primer Home Show, una multitud llenó el Seattle City Hall, peleando para ver el Showbox Market, un lugar histórico donde Pearl Jam tocaron y donde Mike McCready realiza su recaudación de fondos anual Flight to Mars para la Fundación Crohn y Colitis .


Incluso Vedder, que creció en Evanston, Illinois y San Diego antes de mudarse a Seattle, parecía querer excavar un poco más su bandera en este lugar. Después de que la banda abriera con "Long Road" y cuatro canciones más, Vedder saludó a la multitud: "Somos Pearl Jam. Somos de Seattle, Washington. Supongo que eso debe significar que estamos en casa ".



Home sigue siendo el tema de la noche, no solo en la misión de la banda para acabar con la fmendicidad, sino en la forma en que Vedder habló sobre los 10 hijos de los miembros de la banda, sus ocho perros y sus maestros. Pidió a la multitud que levantara la mano mientras afirma "si tuvieras un maestro que te cambió la vida", y luego comenzó una versión de "We're Going to Be Friends" de White Stripes. Algunos momentos después, sus dos hijas salieron de un escenario lateral con dos mujeres, sus profesores, que llevan camisetas de Mariners con "VEDDER" en la espalda, e hicieron un pequeño baile.

Dos canciones más tarde, Vedder se unió a la cantante y compositora de Seattle Brandi Carlile para una versión optimista de su canción "Again Today", una canción que Pearl Jam tocó para el álbum Cover Stories de Carlile 2017.

Otros momentos del espectáculo fueron simplemente tranquilizadores, como cuando la banda tocó el sencillo navideño "Let Me Sleep (It's Christmastime)"; y cuando la multitud se convirtió en una manta de luces diminutas para "Negro".

Fue una noche de canciones sólidas y queridas de Pearl Jam, desde "Corduroy" y "Release" hasta "Alive" y "Yellow Ledbetter", entregadas con la intención de acabar con la falta de vivienda en una ciudad que ha estado inundada de prosperidad y dolor. "Tomó un poco de esfuerzo concentrado, y se hizo tanto en muy poco tiempo", dijo Vedder. "Podemos resolver este problema juntos. Esta ciudad puede demostrar al resto de la nación que si puede suceder aquí, puede suceder en cualquier lugar ".


martes, 24 de julio de 2018

La Amy Winehouse más guitarrista

julio 24, 2018 0

Amy Winehouse recibió tanta aclamación por su voz que todos olvidaron que ella también era una guitarrista bastante decente. Winehouse fue una devota de la Fender Stratocaster y aparece en varias actuaciones con ella si os paseáis por YouTube, como en el video "Stronger Than Me" (Ver). Su talento para tocar la guitarra es un hecho que hay que sacar a relucir ahora que se cumplen siete años de su triste fallecimiento.


En 2004, Amy participó en un video promocional de la marca Fender en la que explica su amor por la Stratocaster y por qué la eligió como su principal instrumento. La ocasión para esta promoción fue un concierto en el Wembley Arena el 24 de septiembre de 2004, para celebrar el 50 aniversario de la legendaria guitarra de Fender.

Winehouse actuó allí entre algunos de los gigantes que han tocado toda su vida con esta guitarra, como David Gilmour, Joe Walsh y Gary Moore. El concierto fue publicado como The Strat Pack: Live in Concert, en 2005 (Ver).

"Es mi guitarra favorita", declaró en 2004. "Es clásica, se ve bien y suena hermosa. Realmente se presta para cualquier cosa. Es un sonido tan cálido, algo que no se obtiene con un instrumento frío como el piano o teclados ".

Después de  tocar con la guitarra de su hermano, Winehouse tuvo su primera guitarra a los 13 años y comenzó a escribir música un año después. Como ella declaró en una entrevista con MusicOhm hace varios años, "mi hermano aprendió solo, así que tomé inspiración para aprender por mí sola y él me enseño algunas de cosas".


El estilo innovador de Winehouse, que incluye elementos de jazz, R & B y hip-hop, se fundó en su exposición a una variedad de artistas en sus primeros años. Su familia compartió su amor por artistas populares como Carole King y James Taylor, artistas de jazz como Sarah Vaughan y Dinah Washington, y viejos ojos azules: Frank Sinatra.

A continuación se puede ver la entrevista promocional que Fender le hizo en 2004 que comentábamos al principio, con subtítulos en portugués, bastante fácil de seguir para los que no dominan el inglés.




martes, 17 de julio de 2018

11 cosas que el Mad Cool Festival debería mirarse

julio 17, 2018 0

Es probable que leas este artículo y te parezca exagerado, no viviste ni todas ni tantas experiencias negativas, cosa que tampoco niega que sucedieran ni que le escociera a los que tuvieron que zampárselas.
Musicalmente el festival ha sido muy provechoso, con sus decepciones, pero en general ha sido muy bueno. En lo que respecta a la organización y logística no tanto, y he aquí algunos aspectos a destacar que más vale a los organizadores corregir si no quieren volver cargarse lo que puede ser un gran festival de música en España y se han empeñado en no demostrarlo. 


LAS COLAS

Desde primera hora de la tarde el acceso al recinto fue muy complicado. Todo el público que asistía al evento y que viajó en metro, se topó con colas que duraron dos horas. No fue el mismo caso para las personas que viajamos en tren de cercanías hasta Valdebebas, hubo retenciones pero no fue el mismo caso ni de lejos, corrimos mejor suerte. Todos los que decidieron tomar el coche para asistir a una hora prudente con la que poder encontrar aparcamiento con comodidad, encontraron un atasco que les impidió ser puntuales con las bandas que actuaban en los primeros conciertos.



LAS PULSERAS

Un buen puñado de personas que habían comprado entradas para un solo día, dos o el abono para los tres días, no obtuvieron la pulsera que la organización enviaba a domicilio a tiempo. Debido a ello, la organización dispuso ya en el interior del recinto unas casetas para que pudieran recogerla presentando las entradas. Las colas para recoger estas pulseras eran largas en un terreno del recinto donde hacía un sol de justicia, sin ninguna infraestructura que hiciera sombra para rebajar el calor y protegerse del sol. También estas colas supuso para muchos no poder estar en las actuaciones de las primeras bandas.
El precio de los abonos adquiridos por internet incluía el coste del envío que Mad Cool hacía de la pulsera a domicilio. Es decir, pagaron por algo que no obtuvieron, y además de ello, tuvieron que hacer cola para obtenerla. 


PUNTOS DE AGUA

En el interior del recinto se dispuso un lugar con fuentes de agua de manera gratuita para que todo el mundo tuviera agua potable, algo que ya anunciaron días antes de que empezase el evento. Pero el abastecimiento se quedó corto si contamos con la alta cifra de asistentes cada día de conciertos: 80.000 personas. Las colas se alargaban, las esperas y las trifulcas quizás se habrían remediado de haber habilitado puntos de agua en repartidas en otras zonas y no solo en un único punto del mapa.


LAS BARRAS

Todo el mundo que asistió a Mad Cool pudo comprobar un tanto desesperado las largas colas y esperas para poder adquirir bebidas en las barras. Cierto es que eran numerosas y bastante repartidas por todo el recinto, sin embargo algo fallaba para que hubiera que esperar tanto. A pesar de su extensión, daba la sensación de que la cantidad de personal contratado para atender a la demanda se quedó corta. Quizás la organización se excedió en ahorrar presupuesto destinado a ello y lo pagamos.
A pesar de haber comprobado en conversaciones con otros asistentes y en comentarios en la redes, que las quejas se derivan un tanto en el personal no estaba cualificado, hay que ser conscientes de que las personas que trabajaban sirviendo bebidas no son responsables de la calidad del servicio ni del desbordamiento de la demanda en última instancia. Cuando todos estamos en pleno ocio musical y con una cantidad de alcohol ingerido en nuestros gaznates, la desesperación se acentúa viendo como pasan 20 o incluso 30 minutos hasta que consigues hacer que te atiendan para pedir un mini. Pero no podemos peder de vista que las personas detrás de la barras estaban visiblemente estresadas.

En un evento donde se espera a 80.000 asistentes por día, y viendo un claro problema en la demanda de bebidas, quizás un detalle tan simple como que hubiera personal únicamente dedicado a poner las bebidas en los vasos mientras que otros se dedicaran a servir en la barra, hubiera optimizado mucho mejor el servicio. Pero no funcionaba así: la misma persona del staff te cobraba y se encargaba de todo.


LOS VASOS

El segundo día de conciertos, comprobé como en una ocasión en que me acerqué a una barra para recargar bebida, me cambiaron el vaso. Los vasos de Mad Cool eran de PVC, un plástico más resistente que el los vasos de plástico comunes, pensado para reutilizarlos recargándolos (bien visto, se desperdicia mucho menos plástico), de ahí que cobrasen 1€ en la retirada de ellos. Estaban diseñados con una serigrafía especial del festival, pero como os contaba, me cambiaron el vaso por otro sin serigrafía alguna. Para mí no era un problema, sinceramente, así que no puse pegas.
El problema llegaría después, cuando al acercarme a una de las personas que trabajaba sirviendo cerveza con un depósito en la espalda, me advirtió que ese vaso no podía recargarlo (sí, el vaso sin serigrafía). El motivo era que lo tenía prohibido, el volumen cúbico de los vasos sin serigrafía no era el mismo que los vasos diseñados del resto del festival, y para no perder ni dinero en ventas (una diferencia de gotitas de cerveza minúscula) solo tenían permitido cargar los serigrafiados. Por algún motivo, deduzco que al festival se le acabaron los vasos y tuvieron que comprar más, pero diferentes: no con el mismo volumen cúbico. Ahora me encontraba con que el festival me había dado un vaso que no me recargaban, ni me lo cambiaban y solo me quedaba recurrir a la espera de las colas para las barras para pedir que me lo volviesen a cambiar.


LOS BAÑOS

Bastantes baños repartidos por el festival, sin demasiadas colas, solían ir bastante rápidas, apenas había que esperar. El punto negativo era que los días de mayor afluencia, viernes y sábado, a determinada hora de la noche ya se desbordaban y muchas personas (hablo de los urinarios masculinos) optaba por no usarlos, meaban directamente en las mamparas habilitadas para delimitar los baños. La consecuencia: aquello era un charco de meados pisaras por donde pisaras. Si no caminabas con lentitud, dar un paso sobre el césped artificial era garantía de salpicarte a ti mismo una dosis de aquella inundación. El civismo no es presumible precisamente por parte de los asistentes.





LOS PRECIOS

Precios de oro, lo de siempre. Minis a 9 y 10 eurazos. Cierto es que no es nuevo, y que los beneficios de las consumiciones son en defintiva las arcas con las que después se paga a los trabajadores del festival. Pero cuando piensas en el desembolso que has hecho por el abono, sientes bastante abusivo tener que ir al festival con otro fajo de billetes además del que ya soltaste. La conclusión: esto se convierte en eventos para gente que exclusivamente tiene el privilegio de pagárselo a un alto precio. Me niego a esto. Y por no hablar de vete a saber cuánto pagaban por hora a los camareros/as, que probablemente sea muy bajo.





MASSIVE ATTACK

Todos conocemos ya el chasco de Massive Attack. La banda canceló su actuación debido a una disconformidad con el acondicionamiento que la organización le había dispuesto. El sonido procedente del escenario donde actuaba Franz Ferdinand les molestaba. No es la primera vez que la banda cancela o amaga con hacerlo por el mismo motivo, ya ocurrió en el Low Festival cuando obligaron a la banda Corizonas a bajar el volumen de su actuación. El enfado hacia ellos se hizo muy extendido.
Por un lado, el enfado hacia la banda era evidente, la expectación era máxima. El publico estuvo esperándoles más de una hora, yo incluido allí metido, fue desesperante. La decepción aún mayor. Por otro, a pesar de los esfuerzos de la organización por negociar con ellos una solución que fue imposible, como cuenta El País, cabe pensar por qué el festival no tuvo en cuenta las pulcras exigencias (criticable o no) que la banda suele poner para sus actuaciones, sabiendo que estaban en un macrofestival con una hecatombe de watios por todas partes. Los asistentes al escenario The Loop estuvimos más de una hora sin noticias de nada. Si bien Mad Cool se defiende afirmando que hicieron lo que pudieron para hacerles salir hasta el final, también hay que señalar que nadie ni ningún mensaje apareció por ningún lado hasta al menos una hora y media después.


UBER

¿Que deciros de UBER? Anunciaban que todos los que acudieran con uno de sus VTC tendrían ventajas frente al resto de asistentes. Pero todo se redujo a una mentira. Decenas de usuarios mostraron su descontento con la compañía norteamericana y con el festival después de que la promesa del acceso exclusivo y sin aglomeraciones al recinto desaparecieran. Muchos de los usuarios que acudieron con uno de estos coches aseguran que tuvieron las mismas colas que el resto. A la salida del recinto, el precio que UBER cobraba por transportarte desde IFEMA al centro de la ciudad llegaba a 90€.






LANZADERA BUSES

La organización reforzó el número de autobuses que transportaba público hasta el recinto desde Plaza de Castilla, un lugar nada céntrico y poco cómodo para gente que ya viajaba en metro (¿para qué bajarse e ir a coger un bus con este calor?).
El transporte de vuelta a casa también se prestó un poco escaso. La Comunidad de Madrid habilitó la línea 8 de metro durante toda la noche, muy acertados. Pero la lanzadera de buses nocturnos desde el exterior se quedaba corta. Demasiada gente, y lo normal, largas colas. Buses que tan solo llegaban a tener paradas de nuevo en Plaza de Castilla y solo hasta Colón. Algo poco próximo para personas que tuvieran que volver a una parte más alejada de la ciudad. Era necesario coger taxis, es decir, más gasto.




ZONAS VIP

Josh Homme animó al público a que saltara las vallas que delimitaban el área reservada delante del escenario durante su actuación la actuación de Queens of Stone Age. Cabe decir, que a pesar de ser un acto de rebeldía bastante apetitoso, quizás fuera algo imprudente invitar a la invasión de la zona a determinada hora de la tardenoche, ya que la seguridad pudo haber visto en un verdadero apuro.
La parcelación del área en los recintos de festivales para bolsillos mejor dispuestos que otros genera situaciones como la que irritaron a Homme, el área vip estaba desangelada. Esta tendencia a segregar al público según sus bolsillos establece un modo privilegiar, es decir, beneficiar a aquellos espectadores con mejor situación económica que puedan permitirse pagar el privilegio. Yo lo veo claramente una forma de desclasar a la público, y fiel a mis principios éticos, no me parece ético. Aumentarán y estirarán los precios VIP cada vez más hacia arriba hasta ver cuanto está dispuesta la gente a pagar, para que cuando el precio sea locamente elevado, suban el precio de la entrada general. 







No podemos permitirnos mirar los defectos como su fueran meros errores. Muchísimos de los asistentes han desembolsado un dineral por una apuesta musical de tres días, sacrificando sus sueldos bajos, en la entrada, en el viaje en coche, tren, bus y avión desde otras partes del país e incluso el extranjero. El sablazo de toda esa cadena de gastos que surgen alrededor del festival se reciben como una estafa, y no como inocentes errores dada la capacidad y la responsabilidad de organizadores que supuestamente ya tienen experiencia en esta y otras ediciones. 

La ambición de forrarse debe estar compensada con un compromiso competente hacia la gente que está pagando con sacrificio para permitirse una ocasión única de ocio. 


lunes, 11 de junio de 2018

Roger Waters reivindica la causa palestina en la final de Roland Garrós

junio 11, 2018 0

Roger Waters lució ayer en la final de Roland Garros una bufanda palestina. Su solidaridad con la causa es inconmensurable. Sería bueno que vieran esta foto los artistas que pregonan los Derechos Humanos por estos lados, pero van corriendo a cantar a Israel privilegiando otros intereses.

El músico junto con la actriz Lea Seydoux, presentaron la Copa de los Mosqueteros que se lleva el ganador del grand slam parisino.






viernes, 8 de junio de 2018

La nueva canción de Smashing Pumpkins: 'Solara'

junio 08, 2018 0

Smashing Pumpkins ha presentado la nueva canción "Solara". Es la primera canción juntos de Corgan, Iha y y Jimmy Chamberlin en 18 años.

En la canción producida por Rick Rubin, que también cuenta con el guitarrista Jeff Schroeder, Corgan canta sobre melodías agitadas y ritmos giratorios, "No soy más que un cuerpo en mi mente", que repite antes del estribillo en capas: "Derriba el sol / derribar el sol / no soy todo / no soy todo / no soy todo el mundo ".
Es la primera canción propia de los tres cuartos de la línea clásica de Smashing Pumpkins. El bajista original D'Arcy Wretzky no está a bordo para la canción o la gira de reunión del grupo después de algunas palabras contenciosas e informes contradictorios entre ella y la banda. 

La canción tendrá su debut en la red el lunes, cuando Smashing Pumpkins la realice en The Tonight Show protagonizada por Jimmy Fallon. En julio, los reunidos Smashing Pumpkins se embarcarán en su gira North American Shiny y Oh So Bright, donde la lista incluirá canciones de sus primeros cinco álbumes. Empieza el 12 de julio en Gila River Arena en Glendale, Arizona.



jueves, 7 de junio de 2018

Ghost, la novedad más interesante del Hard Rock en 'Prequelle'

junio 07, 2018 0

Fragmento de la portada de Prequelle
En las décadas transcurridas desde que Limp Bizkit, Papa Roach y sus secuaces se pudrieran en la radio del hard-rock, ha habido algunos grupos aventureros que han logrado abrirse paso campo a través.  El más reciente y sorprendente grupo de rock ha sido Ghost, un colectivo mórbidamente teatral de rockeros suecos que usan disfraces horripilantes y tocan sus instrumentos como si el nu-metal nunca hubiera sucedido.

El último álbum de Ghost, Prequelle, tiene más en común musicalmente con bandas de melenas como Mötley Crüe, rockeros ácidaos como Iron Butterfly e incluso Andrew Lloyd Webber que cualquier otra cosa. Y sin embargo, el primer sencillo del disco, "Rats", ha salido quijotescamente de la misma banda de Rock Airplay que esos grupos.

Ghost ganó un Grammy por su último álbum e incluso recientemente cerró conciertos en Nueva York y Los Ángeles, otra hazaña que parece imposible en su papel, considerando que el cantante y mentor del grupo, Tobias Forge, se viste de títere eclesiástico muerto (anteriormente un papa , esta vez usando el alias "Cardinal Copia") y sus compañeros de banda son anónimos "ghouls sin nombre" que usan máscaras.

Tobias Forge, el culpable de toda esta movida
Sería demasiado fácil suponer que el atractivo de la banda radica únicamente en su misterio, pero serían más como un destello en la sartén si se tratara solo de la imagen. Los fantasmas están llenando grandes conciertos porque han encontrado el centro del diagrama de Venn entre la dureza del metal, la autocomplacencia artística y la musicalidad pop. Cuando comenzaron con Opus Eponymous de 2010, surgieron como una versión más suave de los afamados Metallica y Mercyful Fate, pero a medida que adoptaron lentamente la psicodelia y el arte de la canción de los años sesenta en Infestissumam 2013 y Meliora 2015, se toparon con una firme sonido nostálgico, fresco y único. En Prequelle, están explorando qué pueden hacer con él.

Independientemente de sus ambiciones, Ghost tendrá que conformarse con ser la novedad más interesante del hard rock, al menos por el momento, una banda con un cierto grado de intelectualismo en una arena que no siempre es para ese tipo de cosas.

A pesar de ser elegido el tema "Rats" como primer sencillo, les recomiendo escuchar "See The Light" encarecidamente, donde reside la esencia de la banda en este álbum. 




“El rock andaluz surge de los artistas, mientras que la movida madrileña fue un invento del poder político”

junio 07, 2018 0

Así podría resumir el periodista Ignacio Díaz Pérez su último libro publicado, Historia del Rock Andaluz, a raíz de la entrevista que Raúl Solís le hizo recientemente para el diario La Voz del Sur.

El libro es una crónica sobre una etapa musical transformó a una generación. La música en España no volvió a ser la misma tras la irrupción de aquellos melenudos mal vistos por una dictadura que vivía su agonía en el fragor de una naciente democracia. 


Editado por la editorial Almuzara en colaboración con el Centro de Estudios Andaluces, relata cómo surgieron aquellos grupos, entonces inclasificables y que han pasado a la historia con la limitada etiqueta de rock andaluz pese a que se trataba de una verdadera amalgama de sonidos.

"Yo creo que el arte y el poder tienen caminos diferentes, pero a veces el poder usa el arte. Y es lo que pasó, el poder diseñó la movida. La movida es un producto de laboratorio."


En este ensayo el autor ha dado la palabra a los protagonistas de un tipo de música surgido en los primeros años 70, fruto de la fusión del rock progresivo que ya se hacía en Gran Bretaña y Estados Unidos, y que comenzaba entonces a oírse en España, con la cultura más tradicional de este país. Esa música, nacida sin etiquetas, se bautizó poco tiempo después con el nombre de «rock andaluz».

La entrevista puede leerse en este enlace.

@Way2themes

Follow Me